Archive for the ‘Faldas de ortografía’ Category

Drogas de Sintaxis

viernes, abril 15th, 2005

El ojito derecho de Neil Young visitó la clínica.
Con los brazos en cruz (oh, ¡santo redentor!) sus labios sabían a Gloria y en las pestañas brillo purpúreo, como si un camión de pétalos de plastilina le hubisesen aplastado los párpados.
(más…)

¡Caballo, Velocet!

domingo, marzo 27th, 2005

Mi caballo, Velocet, necesita una pistola para matarme.
(más…)

El señor Nada de Nata

sábado, febrero 19th, 2005

Triturándonos a todos con pinchos mortunos, en el comedor escolar, estaba don Zacarías Nada de Nata.

Aquel adornable engendro biológico (Ilógico andarín octovegetariano y famoso inventor de postres sin almíbar) nos daba los jueves el día con sus filetes lusos (“lisos” decían avispados los que se apuntarían triunfos en futuras herejías)
Lusos de lusitana bendita, donde el porto no se usa para rociar, ni las patatas son del todo bienvenidas.

Lo dicho, los jueves nos (chicos y chicas empedrados en los márgenes católicos) corríamos a velocidad de tomavistas hasta los lavabos. (vociferaban las tripas por el exceso de harina)

Don Zacarías nos ponía el cinturón sin yemas de Santa Catalina y en cuaresma nos servía, con avejentadas manos, postres bajos en calorías. (flan a la nada de nata era su especial especialidad)

“Nada de nata” solía gritar entre perolas cobrizas.
Luego venía hasta nuestras mesas de dimensiones alargadas y nos repasaba el flequillo con la chalsa de shampiñón de las merluzitas al horno crematorio.
(más…)

Narcodina 50 mg

sábado, febrero 5th, 2005

Paula debió leer la dichosa receta inventada
(Debí dejármela olvidada anoche en la mesita)
Dichas píldoras no están compuestas de azucarito.
sirven para dormir cuando se quiera. Sin importarle a uno la hora del reloj pues es tomarlas y caer por el pozo oscuro.Esa es la verdad.
Fdo; Su buen señor, el doctor
.

Y tuve que explicárselo todo.
(más…)

Infrancia (Para Paula)

miércoles, enero 26th, 2005

Nunca te conté mi infrancia suiza.
(ni falda que te hizo)
¡Cantón, qué tio!- decías sonriendo. Y yo, ¡ni mù! por si las moscas volvían.

Mi infrancia fue feliz;
Con sus toldos y sus discos de Ludwig y con Papá al galope y Mamá en la maleta y nos (mi mayor y yo) comiendo caliente a diario.

Había frente a mi infrancia un parque, ciénaga pizpireta, donde abuelos jugaban a sobrevivir y niñas a cantar y muchachos a cambiarse de zapatos o mancharse de ceniza la ardolescencia.
Un parque estanque, sin luz ni corbatas, ni fogatas de cienpies, sin animales con rabia.

Tal como Ìcaro se hizo de luz y miedo o Sigmund de pensamientos y cocaína, me hice yo de suciedad y dichos. Así cuando preguntaban señoronas sobre mi fruturo, yo escupía o respondía, según me viniera.

Era feliz, Paula, feliz de pura dicha en mi infrancia.
¡Mierdra! beberías tres cantos por haberme visto vestido de primera comunión (digno azul el martirio)
Nos (mi mayor y yo) lo pasamos en grande la noche de la primera Hostia. Sirvieron cava en las barbitas y dimos vueltas al balcón con medio banquete en el gaznate.
¡Copón! bendita borrachera.
(Nada que ver con el jabón de centeno que bebía por el cuero de tu boca)

Más allá fue que conocí a Pobre Jean, de azúcar pantalones y en la sonrisa, un enorme cartón publicitario. Más allá fue el primer desastre con sordas dolencias en las muelas del pecho, cuando se escapó de las falanges para nunca más volver.

Menuda infrancia pasé; Con funambulistas del cuento creándome patologias indestructibles, nucas en el carnet de la biblioteca y los muslitos de piel de gallina al ver a las nínfulas marca Natalie desnudándose en 35mm (o en un proyector casero).
Con escena final en la filmoteca, arrugando el tríptico bajo sus besos.

Nunca te conté mi infancia sucia.
(ni falta que te hizo)
¡Cantón, qué tio!- decías sonriendo. Y yo, ¡ni mù! por si las musas volvían.


Warning: Use of undefined constant bwt - assumed 'bwt' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/19/d455156103/htdocs/leteo/wp-content/themes/leteo_theme/functions.php on line 77
Categorías del blog
Archivo del blog

Agreganos a tus feeds

 COLABORADORES
revistaleer datic

¡Visita nuestra tienda!