La amiga que sangra

Dos poemas, el que abrió la lectura y el que la cerró. También una foto que a nosotros sí nos pareció bien… Crónicas, mucho mejores que las que nosotros podríamos hacer, aquí, aquí, aquí

PRESENTE

Somos. El caudal arrastrado por el río

me iba anunciando tu llegada. El débil niño

ofuscado de antaño. El joven displicente.

No. Ya para siempre han desaparecido.

Ahora permanece el hombre. Ante un espejo

sonoro. Si acaso un día voy a vencejos

no es para robar o sus huevos o sus nidos.

Prefiero arropar todos espantar espectros

los que merodean mi estancia y sus nidos.

Yo cueniforme me agazapo en la posada.

El albor interrumpe mi sueño. La amada

vuela por el aire me despierta destiño

mi vestido con la (su) vuelta inesperada.

Mas canto —no como niño o ya adolescente

Después aumento el futuro que me salva

y lamento lo que ha de venir no venga

lo que vendrá no lo aguarde y me arrepienta.

(De Variaciones, 1977)


POEMA PARA LEER DESPUÉS DE TODO

La poesía es el muro donde vive

el objeto no casual, no ardido aún,

esa araña de efusión esplendorosa.

Ríe el inválido

su pausa y le crecen yedras, verbos

de limpia arquitectura para presagiar

despojos de cosas,

treguas del dolor o lámparas vacías.

Quien ahí escuche el placer

diluirse entre sus ingles,

e ignore el riesgo de la amnesia,

será feliz, será feliz.

La poesía te rodea las manos,

la amiga que sangra.

(Inédito, 2009)

dscf0046-copia

Leave a Reply


7 × = catorce


Warning: Use of undefined constant bwt - assumed 'bwt' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/19/d455156103/htdocs/leteo/wp-content/themes/leteo_theme/functions.php on line 77
Categorías del blog
Archivo del blog

Agreganos a tus feeds

 COLABORADORES
revistaleer datic

¡Visita nuestra tienda!